Bizcocho de la mama María

#Masas, panes y repostería 21 agosto 2019


Cuando pienso en un bizcocho, inevitablemente acude a mí el recuerdo de mi madre. A ella siempre le gustaba tener uno hecho para tomar en el desayuno, la merienda o simplemente para agasajar a quien quisiera ir a visitarla. Sin embargo, cuando pienso en el bizcocho de la mamá María, a quien recuerdo es a Mª Dolores Hernández. Ella fue quien me dió a conocer la themomix, allá por el año 98, un invento que lo mismo te hacía una masa de pizza, que un helado, que unas lentejas. Yo no podía creer que existiera una máquina capaz de hacer todo eso, hasta que Mª Dolores me la presentó en mi casa, dejando mi mesa repleta de deliciosos platos y mi vida de ilsusión. 


Años más tarde fue quien me animó a formar parte de el equipo comercial y nunca le agradeceré lo bastante que me instara a hacerlo. 


Recuerdo también una noche de 48 larguísimas horas, en las que mi familia y yo nos reuníamos en torno a una mesa redonda de una sala fría con pretensiones de acogedora. Estábamos cansados y hambrientos cuando Mª Dolores entró por la puerta trayendo consigo un bizcocho de la mamá María recién hecho. Tanto mi familia como yo dimos buena cuenta de aquél bizcocho que nos supo a gloria, ya no solo por su sabor o su esponjosidad, nos supo a gloria por el cariño con el que había sido hecho. Pues cuando despides a quien te dió la vida y un montón de tardes de bizcocho con chocolate, que una mano amiga te consuele y te acompañe de una manera tan dulce, es algo que nunca se olvida.


Hay recetas que no son simples recetas, hay recetas que son recuerdos. 


Y gracias a que Mª Dolores tuvo a bien compartir con todos aquella receta de su abuela María, hoy os explico cómo hacerla.


Ingredientes:



  • 4 huevos

  • 200 g de aceite de girasol

  • 300 g de leche

  • 500 g de azúcar

  • la piel de un limón (solo la parte amarilla)

  • 450 g de harina

  • dos sobre de levadura química en polvo (tipo Royal)

  • una pizca de sal


Elaboración:



  1. Precalentar el horno a 180º en función “turbo” y mientras poner en el Thermomix® todos los ingredientes menos la harina, la levadura y la sal. Programar 3 min. Velc 6.

  2. Incorporar el resto de ingredientes y mezclar seleccionando modo turbo, 3 o 4 veces de dos segundos.

  3. Verter el contenido en un molde grande de corona, previamente engrasado con aceite o forrado con papel de horno y hornear durante 30 o 40 minutos. 


NOTA:


Una vez horneado y frío se puede decorar con azúcar glass.


Esta receta está adaptada a todos los modelos de Thermomix® .


Espero que lo hagáis para compartir con vuestros seres queridos, porque como os dije, hay recetas que son recuerdos, o como en este caso, hay bizcochos que son historias.