Huevos Benedict con muffins ingleses

#Huevos y quesos 14 agosto 2021


Corría el año 1894 cuando Lemuel Benedict, un corredor de Wall Street retirado, buscaba un desayuno que le quitase de encima la resaca que arrastraba. Y así, este buen señor, pidió en el lujoso Hotel Waldorf, "tostadas con mantequilla, huevos escalfados, panceta crujiente y salsa holandesa". Oscar Tschirky, el maître d'hôtel y conocido como el legendario "Oscar of the Waldorf", se impresionó por la petición y pronto lo incluyó en el menú de desayuno, pero sustituyendo la tostada por el muffin inglés.


Al menos eso es lo que nos cuenta la leyenda sobre el origen de los famosos Huevos Benedict.


Yo no puedo deciros si surtió el efecto que Lemuel buscaba respecto a su resaca, pero lo que sí os aseguro es que este desayuno te hace ascender al cielo. 


Lleva su tiempo de elaboración pero merece la pena, sobre todo si lo preparáis con la familia. 


MUFFINS INGLESES:


Ingredientes: (16 unidades aprox)



  • 330 g de leche

  • 15 g de levadura prensada fresca

  • ½ cucharadita de azúcar

  • 15 g de mantequilla

  • 450 g de harina de fuerza (y un poco más para espolvorear)

  • 1 cucharadita de sal

  • 1 cucharadita de aceite


Elaboración:



  1. Poner en el vaso la leche, la levadura, el azúcar y la mantequilla y mezclar 30 seg/vel 3.

  2. Añadir la harina y la sal y amasar 6 min/vel espiga. Retirar la masa del vaso y colocarla en un bol untado con aceite. Cubrir con film transparente y dejar reposar hasta que doble su volumen (aprox. 30-40 minutos).

  3. Espolvorear con harina la superficie de trabajo y, con el rodillo, extender la masa hasta que tenga un grosor de aprox. 2 cm. Con un cortapastas o aro, cortar círculos de Ø 8-10 cm y colocarlos sobre un paño o en una superficie espolvoreada con harina. Cubrir con un paño limpio y dejar reposar hasta que doblen su volumen.

  4. Cocinar los muffins en una plancha o sartén antiadherente a baja temperatura (para que se desarrollen) durante 6-8 minutos por cada lado.


HUEVOS BENEDICT: (6 unidades)


Ingredientes:


Salsa holandesa



  • 100 g de mantequilla en trozos

  • 20 g de agua

  • 1 cucharadita de zumo de limón

  • 2 yemas de huevo (sin nada de clara)

  • 1 pellizco de sal

  • 1 pellizco de pimienta molida


Huevos escalfados




  • 6 huevos a temperatura ambiente

  • 1500 g de agua

  • 50 g de vinagre

  • 1 chorrito de aceite de oliva (para engrasar el cestillo)


Montaje del plato




  • 6 lonchas de beicon o jamón serrano

  • 6 muffins ingleses

  • 1 trufa negra fresca (opcional)


Elaboración:


Salsa holandesa



  1. Poner la mantequilla en el vaso y programar 2 min/70°C/vel 2. Verter la mantequilla fundida en una jarra y reservar.


  2. Colocar la mariposa en las cuchillas. Poner en el vaso el agua, el zumo de limón, las yemas, la sal y la pimienta y calientar                        2 min/70°C/vel 4. Seguidamente programar 2 min/70°C/vel 4 y añadir la mantequilla fundida, poco a poco, sobre la tapa (sin quitar el cubilete). Verter la salsa holandesa en un bol y reservar. Lavar el vaso.


Huevos escalfados



  1. Cascar 3 huevos en boles individuales y reservar.

  2. Verter en el vaso el agua y el vinagre. Untar la parte interior del cestillo con aceite e introducir el cestillo en el vaso. Programar 12 min/100°C/vel 2.

  3. Verter los huevos en el cestillo, uno al lado de otro, y programar 2 min/100°C/vel 2. Con la muesca de la espátula, extraer el cestillo. Con cuidado, retirar con una cuchara los huevos del cestillo y ponerlos sobre papel de cocina.

  4. Introducir de nuevo el cestillo en el vaso y programar 3 min/100°C/vel 2. Mientras tanto, cascar otros 3 huevos en boles individuales.

  5. Verter los huevos en el cestillo, uno al lado de otro, y programe 2 min/100°C/vel 2. Con la muesca de la espátula, extraer el cestillo. Con cuidado, retirar con una cuchara los huevos del cestillo y ponerlos sobre papel de cocina.


Montaje del plato



  1. Colocar 2-3 hojas de papel de cocina en un plato y encima las lonchas de beicon. Cubrir con 2-3 hojas de papel de cocina y poner el plato en el microondas durante 3-4 minutos a la máxima potencia (tiene que quedar crujiente; dependiendo de la potencia del microondas puede tardar más o menos tiempo). También se puede hacer en la sartén, pero yo siempre busco manchar lo menos posible.

  2. Poner una loncha de beicon crujiente sobre cada tostada y colocar encima el huevo escalfado. Bañar cada tostada con una cucharada de salsa holandesa, rallar la trufa encima (opcional) y servir inmediatamente.


Y ya está, os acabáis de convertir en los maître de vuestra casa y de una forma sencilla gracias a nuestro Thermomix® .